Por Ramón González Barbet

ramongonzalezbarbet@hotmail.com

Nuevamente la pandemia del Coronavirus, en la versión de la 5ta ola, vuelve a remeter en alarmante número de contagios que pone en riesgo los eventos masivos, por lo que se deberá poner especial atención para reinstalar las medidas sanitarias, como el uso de cubrebocas, sana distancia, distanciamiento social, etc., etc., por tal situación, las autoridades de la Federación Mexicana de Charrería (FMCH), deberían implementar un plan a seguir para tratar de llegar con bien a los próximos Campeonatos Nacionales que ya están programados.

Entrando a la información de nuestro Deporte Nacional, les comento que las cosas no pintan nada bien, ya que, en poco más de año y medio de la administración de José Antoni Salcedo López (2020-2024), se están evidenciando las diferentes mentiras que utilizó para llegar a presidir la casa de la charrería federada. Este cúmulo de mentiras están saliendo a la luz en la organización del “XXIX Campeonato Nacional Infantil, Juvenil y de Escaramuzas 2022”, poniendo a la vista de todas las mentiras de Salcedo López, pues el ahora presidente se comprometió por escrito y públicamente a que los Campeonatos Estatales serían sin costo alguno, diciendo textualmente “Para que todos los equipos puedan aspirar a una participación sin distinción, los Campeonatos Estatales serán sin costo alguno”, lo cual ha sido una mentira completa y hasta una total burla para los que creyeron en él, dándole su confianza y su voto, ya que en realidad, para poder participar en los Campeonatos Estatales, los competidores deben aportar una cuota de inscripción.

Por otro lado, también cacareo que “Las yeguas que participen en los Congresos Nacionales serían proporcionadas por el organizador del Campeonato”, pero ahora con el Nacionalito, que es un Campeonato Nacional, los competidores deberán llevar su propio ganado caballar, pero además, la convocatoria no deja dicho quien pondrá la yegua para el Paso de la Muerte, y lo peor, es que durante la administración anterior este Campeonato no tenía costo, beneficio que ya se había ganado y que ahora lo dejaron perder, pues en la actualidad es todo lo contrario, ya que los competidores tendrán que pagar cuota de inscripción a razón de 7 mil para los escuadrones y 5 mil por cada Escaramuza y por cada Charo Completo, evento en el que están programados 174 Escuadrones Charros, 143 Escaramuzas y 70 Charros Completos, las 3 modalidades de las diferentes categorías, y de acuerdo a estas cantidades, que según la convocatoria tuvieron como plazo el pasado 5 de julio para pagar, se obtuvo un monto total de pura inscripción de 2 millones 283 mil pesos.

A pesar de todo, previendo los ingresos por inscripciones, patrocinios, taquilla, bares, área comercial, etc., etc., fueron incapaces de hacer oficial en que consisten las premiaciones en cada una de las categorías, siendo así una falta de respeto a la charrería que se representa y a los padres de los menores, convirtiéndose abiertamente en un negocio sin precedentes, ya que no se está aclarando en que se está invirtiendo los ingresos obtenidos en este Nacionalito, evento que atrae una importante suma económica para la Federación y una muy buena derrama económica para el Estado sede, gracias a los participantes.

Estas son las acciones de la supuesta “Campaña basada en la Honestidad”, que tanto pregonó ToñoT, ¡Así las cosas!… Continuará